Los errores más comunes en nuestra alimentación

Escrito por: Lic. Nut. Elena Garza

Existen algunos errores que cometemos habitualmente al momento de alimentarnos. Para poder modificarlos debemos detectar aquellos en los que caemos con mayor frecuencia ya que con esto podremos mejorar nuestro estilo de vida. Te compartimos algunas maneras de evitar caer en ellos.Cs5

No desayunar

Existen muchas excusas al momento de justificar esta mala costumbre: “en la mañana no me da hambre”, “no tengo suficiente tiempo”, “no tengo opciones rápidas”, “tengo muchas cosas que hacer”. Cuando se trata del desayuno entramos en un tema de controversia, lo cierto es que se trata de la comida más importante del día, ya que nuestro organismo ha pasado un ayuno promedio de 8 horas. Cuando no desayunamos no tenemos ánimo para realizar nuestras actividades, además se presenta el decaimiento, la falta de concentración y el mal humor.

Un desayuno completo y equilibrado debe incluir por lo menos un alimento de los siguientes grupos: lácteos (leche, yogurt, queso), frutas (de preferencia aquellas que son de temporada) y cereales (pan, tortillas, cereales de desayuno, galletas). Cuando no tengas tiempo de realizar un desayuno completo en casa, recuerda visitar las Cafeterías Tec, en donde podrás encontrar diferentes opciones para desayunar, elaboradas con productos de la más alta calidad.

Realizar Dietas Restrictivas

Las dietas que no siguen la orientación de un especialista y que son iguales para todas las personas pueden ocasionar a corto o largo plazo un efecto negativo en el estado de nutrición del paciente, como ganar el peso que ya se había logrado perder (efecto rebote). Hay que tener cuidado con las dietas que restringen por completo un grupo de alimentos o que incluyen pastillas o sustancias desconocidas; cada individuo tienen necesidades particulares que hay que tomar en cuenta a la hora de buscar mejorar el estilo de vida. Es por esto que no debemos poner en manos equivocadas nuestra salud, lo más adecuado es visitar al médico y al nutriólogo regularmente.

No realizar actividad física

Tal vez has escuchado hablar sobre el equilibrio energético, pero ¿a qué se refieren los expertos con esto? El equilibrio energético es aquel que debe existir entre la energía que obtenemos de los alimentos que ingerimos y aquella que gastamos durante el día por medio de las actividades que realizamos (caminar, correr, brincar, trotar, etc.). Si consumimos más energía de la que estamos gastando, el resultado será un exceso de ésta, que se va a almacenar en forma de grasa en nuestro cuerpo y en consecuencia producirá un exceso de peso. Te recomendamos realizar actividad física regular, por lo menos de 30 a 45 minutos diarios.

Por último debemos comprender que la alimentación saludable es aquella en la cual integramos todos los grupos de alimentos, dándoles variedad, incluyendo cantidades adecuadas para nuestras características particulares, equilibrando los aportes de energía de los diferentes grupos de alimentos, y elaborada con la mayor higiene posible para que ésta no represente un peligro para nuestra salud. Te invitamos a Comer Saludable en el Tec.