Diabetes: Un problema, La Prevención: una solución.

Escrito por: Lic. Nut. Elena Garza

Una fecha más para marcar en nuestros calendarios es el 14 de noviembre: Día Mundial de la Diabetes, en el que numerosos organismos se suman a la causa de generar mayor conciencia en la población mundial acerca del problema de salud que esta implica.  La OMS estima que en el mundo hay más de 220 millones de personas con diabetes y se espera que para el 2030 alcance los 438 millones.  En nuestro país la diabetes ocupa el primer lugar en número de defunciones por año.  Se presenta mayormente en personas adultas, sin embargo las cifras en adultos jóvenes y niños van en aumento.CS11

Este padecimiento se caracteriza por los niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre, esto debido a dos causas principales:

  1. La ausencia de producción de insulina.
  2. La insulina que se produce no realiza su función correctamente por ser insuficiente o de mala calidad.

La insulina es la hormona que facilita la entrada de glucosa a nuestras células y permite que ésta sea utilizada correctamente.  Cuando este mecanismo no cumple con su función adecuadamente, la glucosa queda libre en el torrente sanguíneo y comienza a dañar los vasos sanguíneos.  Entre las complicaciones que la diabetes trae consigo son: enfermedades cardiovasculares, infarto al miocardio, hipertensión arterial, neuropatía, retinopatía, enfermedades renales y amputaciones.

Ante este escenario tan preocupante nuestra tarea principal es prevenir, ya que con la prevención podremos dar combate a este problema de salud pública; comenzando principalmente a identificar los factores de riesgo presentes en nosotros mismos y en nuestra familia, los cuales podemos separar en dos grupos:

Los que se pueden modificar:

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Hábitos de alimentación inadecuados.
  • Sedentarismo.

Los que no se pueden modificar:

  • Ser mayor de 40 años (el riesgo aumenta con la edad).
  • Tener familiares de primer grado con diabetes (mamá, papá, hermanos).
  • Pertenecer a una población étnica con alto riesgo (por ejemplo los mexicanos).

Por lo que nuestra tarea se encuentra resumida en tres pasos:

  1. Mejorar los hábitos alimentarios.
  2. Elevar el nivel de actividad física.
  3. Mantener un peso adecuado y saludable.

Con estas acciones positivas podrás estar sano por más tiempo y reducir el riesgo de padecer diabetes.

¿Qué podemos hacer en materia de alimentación?

  • Evitar el ayuno, ya que cuando nuestro cuerpo pasa largo tiempo sin recibir alimento el nivel de glucosa en nuestra sangre se encuentra muy bajo, por lo que cuando realizamos el siguiente tiempo de comida, con mucho más apetito, el nivel de glucosa en nuestra sangre aumenta considerablemente y estos desequilibrios, a la larga, perjudican nuestra salud.
  • Se recomienda realizar tres comidas principales y dos colaciones para mantener estables nuestros niveles de glucosa en sangre.
  • Aumentar el consumo de fibra la cual ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre disminuyendo la velocidad en la que ésta llega al torrente sanguíneo.  Puedes incrementar su consumo realizando estos pequeños cambios:
    • Sustituye las harinas refinadas por aquellas de grano entero cuyo aporte de fibra es mayor.
    • Aumenta tu consumo de leguminosas como frijoles, habas, lentejas y garbanzos.
    • Consume frutas y verduras crudas y con cáscara ya que de esta manera aprovechas la fibra que se encuentra en ellas.

Cuando visitas las Cafeterías Tec saca provecho a todos los productos que te ofrecen, como la variedad de frutas de temporada, las numerosas opciones de galletas de avena ricas en fibra, los deliciosos Hot Cakes preparados con harina integral y, recuerda que si no te dio tiempo de desayunar  en casa, Cafeterías Tec tiene numerosas opciones de desayuno.

Por último recuerda que la respuesta a la mayoría de los problemas de salud está en la prevención.